C.E.I.P. GENERAL ESPARTERO

25 años educando

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home ACTIVIDADES Orientación Normas-Límites a los niños

Normas-Límites a los niños

Imprimir

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LAS NORMAS DE COMPORTAMIENTO

 

 

 

·       SU IMPORTANCIA

·       CÓMO ENSEÑARLAS A LOS NIÑOS/AS

·       CÓMO DAR LAS ÓRDENES

 

 

 

 

 

 

 

 

IMPORTANCIA DE LAS NORMAS

  • Son imprescindibles para la vida en sociedad.

Si no fuera por ellas, viviríamos en la ley de la selva.

Nosotros conocemos su importancia, pero a los niños se la tenemos que enseñar.

  • Las normas se pueden enseñar y aprender.

Nadie nace sabiendo; los niños no pueden adivinar las normas que rigen una sociedad.

Los niños no nacen sabiendo lo que está bien y lo que está mal, ni cuándo deben obedecer, ni cuáles son las normas que deben cumplir. Somos nosotros los que debemos ir enseñándoles poco a poco cuáles son los comportamientos adecuados, y debemos hacerlo:

-          Adaptándonos a su nivel y posibilidades.

-          Explicándoles lo que esperamos que hagan.

-         Dando ejemplo.

Para que nuestros hijos vayan aprendiendo las normas que van a facilitar su integración en la sociedad

 

¿QUÉ PODEMOS HACER LOS PADRES?

Enseñarle que cada comportamiento tiene unas consecuencias

  • Ayuda al niño a comprender las consecuencias de su comportamiento, sea positivo o negativo.
  • Hazle saber que te alegras cuando sus comportamientos son adecuados.
  • No le evites las consecuencias negativas de sus comportamientos.

Ofrécele un modelo estable

  • Ofrécele un buen modelo. Los niños aprenden más por lo que ven que por lo que les decimos: si no quieres que tu hijo grite, no grites tú; si no quieres que insulte, no insultes, si no quieres que mienta, no mientas...

Dar importancia a las conductas adecuadas.

  • Las conductas correctas merecen tantos comentarios como las incorrectas.

Pocas normas

  • Considerad que es un esfuerzo para el niño aceptar muchas normas a la vez. Introducid pocas e id ampliándolas con la edad.

Normas claras

  • Debemos tener unas normas claras y procurar no contradecirnos: si quieres que tu hijo aprenda y cumpla las normas no le exijas unas veces unas cosas y otras veces otras.
  • Peden producirse en la vida cotidiana “situaciones excepcionales”; cuando esto suceda, explícales el porqué.

 

 

 

 

 

 

 

¿QUÉ NO DEBEMOS HACER?

Repetir muchas veces las normas

  • No repitas muchas veces al niño lo que tiene que hacer; las repeticiones hacen que el niño se evada de cumplir la orden.

Echarle sermones.

  • Si quieres que cumpla la norma, debes dársela de forma clara y concisa.
  • Evita los sermones y moralinas en el momento de cumplir la norma. No sirven de nada y además el niño “desconecta”.

Intentar razonar excesivamente.

  • Hasta los tres o cuatro años no es necesario dar muchas explicaciones; es mejor dar consignas claras (esto sí y esto no), que intentar justificarlas con razonamientos largos que el niño no comprenderían.

Utilizar el castigo como sistema.

  • Aunque el niño debe aprender las consecuencias negativas de no cumplir la norma, no utilices el castigo continuamente. El castigo aplicado de forma continua y como único sistema pierde su efecto y es negativo para el niño.
  • El niño debe conocer de antemano las consecuencias negativas de sus conductas inadecuadas, de modo que el castigo sea una consecuencia de esas conductas y no del estado anímico de los padres.
  • El castigo ha de ser siempre inmediato a la conducta inadecuada, corto y después de cumplido, debemos volver a la normalidad (no conviene insistir en recordar situaciones pasadas: el castigo era para una acción concreta, no para todo el día).

Amenazar con castigos que luego no se cumplen.

  • Las amenazas de castigo que no se cumplen no sirven mas que para que el niño no nos haga ningún caso, ya que sabe que no las vamos a cumplir.
  • No imponer los castigos cuando estamos nerviosos, para evitar que sean desproporcionados y difíciles de cumplir.

Manifestar discrepancias o peleas entre los padres.

 

ES IMPORTANTE...

 

Recordar que los niños son niños y no adultos desobedientes

 

  • Están aprendiendo a obedecer las normas y esto requiere tiempo.
  • Debemos ser pacientes ante sus enfados y rabietas, manteniendo las órdenes con firmeza, pero no con enfado. No dejar que nos descontrolen.
  • Cuando un niño no quiere hacer algo que debe hacer, debemos manifestarle que le entendemos, pero no permitirle no hacerlo: Ej.:”Ya sé que te gustaría .......... , pero no puede ser por .........”
  • Debemos facilitar el cumplimiento de las normas con estrategias, como:

-mantener fuera del alcance del niño lo que no daba tocar

-preparar la situación de antemano para evitar problemas (ej., si tenemos que salir de casa con él, no le saquemos un juego apetecible un momento antes; si es casi la hora de acostarse, no juguemos con ellos a juegos que los exciten mucho, ya que entonces les costará mucho volver a calmarse).

 

CÓMO DEBEMOS DAR LAS ÓRDENES

 

1.        Las órdenes deben ser claras.

Tienen que ser muy concretas: “Recoge los juguetes” (NO “A ver si dejas este cuarto decente”); “Lávate los dientes” (NO “Ya sabes lo que tienes que hacer antes de irte a la cama”).

 

2.        Deben ser comprensibles para los niños.

Tenemos que expresarlas en un lenguaje sencillo y con palabras que ellos entiendan. Incluso puede ser conveniente enseñarle cómo hacerlas de forma práctica.

 

3.        Deben ser cortas.

No tenemos que dar excesivas explicaciones del porqué de la norma u orden, ya que ello puede servir para confundir al niño. A la hora de pedirle que haga algo, decírselo sin más; si es necesario, ya le daremos explicaciones en otro momento y con tranquilidad.

 

4.        Deben ser coherentes y no contradictorias.

No deben entrar en contradicción unas con otras

 

5.        Deben ser pocas, pero mantenidas.

No debemos caer en la excesiva normatividad. Pero es muy importante que se mantengan siempre las mismas y que cuando se introduzca algún cambio, se hable previamente con el niño.

 

6.        Deben darse de una en una.

El niño a veces no puede cumplir las normas porque los mayores fallamos a la hora de formularlas: nos ponemos nerviosos y le pedimos que haga varias cosas a la vez.

 

7.        Pueden ir acompañadas de contacto físico.

Cuando pedimos al niño que cumpla una norma, podemos invitarle a cumplirla con un contacto físico suave.

 

CALENDARIO DE EVENTOS

Abril 2014
L M X J V S D
31 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 1 2 3 4

ÚLTIMOS EVENTOS

Dom Abr 20 @09:00 - 02:00
ESCOLARIZACIÓN CURSO 2014-2015